Autohipnosis
Autohipnosis

 

 

Este texto es un extracto del trabajo LA AUTOHIPNOSIS

 

Descargar trabajo completo, version word

Descargar trabajo completo, version powerpoint

Descargar CD autohipnosis,CASTELLANO

¿QUÉ ES LA HIPNOSIS?

Es una técnica que permite acceder a nuestro inconsciente, entendiendo por inconsciente aquel lugar de nuestro cerebro donde reside toda aquella información que no está presente en nuestra conciencia.

La analogía con el ordenador es ilustrativa: el inconsciente es el disco duro que almacena toda la información, experiencias y emociones que hemos ido recogiendo a lo largo de nuestra vida. Si toda esta información se nos manifestara a la vez provocaría un colapso de nuestro sistema cognitivo. Es lo mismo que ocurriría con un ordenador si quisiéramos abrir todos los archivos a la vez, lo bloqueariamos.

 

FALSAS CREENCIAS ACERCA DE LA HIPNOSIS

Muchas personas conocen la hipnosis a través del mundo del espectáculo, en el que se realizan representaciones en las cuales la persona hipnotizada está totalmente a merced del hipnólogo, quien se presenta como una persona con poderes que puede influir en la conciencia y en la voluntad del hipnotizado.

Las afirmaciones anteriores son totalmente falsas. El hipnólogo del espectáculo es un profesional que realiza su trabajo apoyándose en una serie de trucos, técnicas y habilidades, como ocurre en el mundo de la magia.

Las falsas creencias sobre la hipnosis influyen negativamente, ya que pueden interferir en el proceso de la hipnosis, al retardar o impedir sus efectos y crear decepción ante los primeros ensayos, en los que la persona busca la «gran» emoción que nunca llega, deja de vivir un sin fin de «pequeñas» emociones que la hubieran conducido a un estado hipnótico.

LA HIPNOSIS CLÍNICA

No tiene nada que ver con la hipnosis-espectáculo. En la hipnosis clínica la persona hipnotizada no pierde nunca la conciencia ni su propio control.

En el estado hipnótico, la amígdala (explicada al describir el cerebro humano en el capítulo sobre ansiedad y acúfenos) continua realizando su función y daría respuesta de ansiedad (lucha o huida) ante cualquier peligro potencial.

LA SUGESTIÓN

Consiste en la creencia de que algo va a ocurrir, aunque no tengamos para ello ninguna explicación lógica ni razonada en la que apoyar dicha creencia.

Su actuación es condicional: SI … ENTONCES, y automática (sin mediar la razón), es decir, SI ocurre tal cosa… ENTONCES… ocurrirá tal otra. Por ejemplo, SI tomo la pastilla ENTONCES me dormiré, SI tomo café en la cena ENTONCESme costará conciliar el sueño.

La sugestión se produce debido a que la asociación entre la emoción y la situación determinada está grabada en nuestro inconsciente (es un AUTOMATISMO). Las sugestiones pueden ser positivas o negativas, aunque generalmente prestamos más atención a las negativas.

IMÁGENES MENTALES

Si la asociación de la que venimos hablando (emociones asociadas a determinadas situaciones) tiene forma de imagen mental, el efecto de la sugestión es mucho mayor.

¿Cómo obtener sugestiones positivas? Grabando en nuestro inconsciente nuevas imágenes mentales que nos ayuden a conseguir las sugestiones que nos propongamos. En nuestro caso se trata de redirigir nuestra atención, es decir, dirigir nuestra atención hacia las imágenes mentales que nos convengan.

SUGESTIONABILIDAD

Se entiende por sugestionabilidad el grado en que nos afectan las sugestiones. Varía de unas personas a otras, y en una misma persona depende de su actividad mental.

Habitualmente las mujeres son más receptivas a experimentar las sugestiones que los hombres (o sea que se pueden beneficiar más de la autohipnosis). Entre los hombres, los jóvenes tienen mayor sugestionabilidad que los mayores.

En una misma persona la sugestionabilidad varía en función de su actividad mental (vigilia, estado relajado o estado hipnótico). Es en estado hipnótico cuando la persona está más abierta a sugestiones. En todos los estados podemos grabar mensajes en nuestro  inconsciente, pero la mayor efectividad se alcanzará si nos encontramos en estado hipnótico.

¿CÓMO PODEMOS ACCEDER AL INCONSCIENTE?

Para acceder a nuestro inconsciente podemos hacerlo indirectamente a través de la razón y directamente dejando a nuestro consciente: distraído (publicidad), bloqueado (mantra) o relajado (autohipnosis). En cada una de estas situaciones dejamos que aflore nuestro inconsciente

En nuestro caso aplicareos la opcion de “dormido” o “relajado”, es decir la autohipnosis.

LA AUTOHIPNOSIS

Toda hipnosis es en realidad autohipnosis. Ya hemos dicho que el hipnólogo no tiene poder alguno y es el propio interesado quien debe aprender la técnica y practicar al máximo para llegar a vivir plenamente las sugestiones.

MÉTODOS DE INDUCCIÓN DE UN ESTADO HIPNÓTICO

Los metódos que permiten inducir un estado hipnótico son múltiples, quizá tantos como hipnólogos. En nuestro caso nos apoyaremos en:

  • Relajación progresiva.
  • Relajación en imaginación y como sugestión la escalera de la relajación.

Después de una relajación podemos profundizar aún más en ella mediante técnicas como la escalera de relajación. Consiste en imaginar que estamos descendiendo por una escalera de diez peldaños y que cada vez que bajamos un peldaño entramos en un estado mayor de relajación, hasta llegar al final de la escalera en donde alcanzamos la máxima relajación.

Para grabar mensajes en nuestro inconsciente en cualquier situación podemos hacerlo:

  1. En estado de vigilia.
  2. Después de haber realizado una relajación progresiva.
  3. Al final de un proceso de autohipnosis.

La efectividad en el proceso de grabar mensajes aumenta en el orden expuesto.

La FINALIDAD de la autohipnosis es poder grabar en nuestro INCONSCIENTE una serie de menajes que nos van ayudar mucho al proceso de la HABITUACION.